jueves, 10 de julio de 2014

Sueño 2: El asesinato y la chica rara

Este parece más bien como una peli de suspense. 
Fecha: la noche del 20-07-2012. 

Era una noche oscura, lúgubre y lluviosa. La carretera estaba mojada. Al parecer yo en el sueño era un detective. Un hombre había sido asesinado recientemente. Era el hermano de otro hombre joven. Fui al bar a hablar con él y comunicarle lo ocurrido. Creo que era un sospechoso.
Luego, comencé a investigar en un lugar que estaba completamente en ruinas. Parecía  una especie de casa o un local de 2 pisos. Sin saber por qué, allí había una chica normal y corriente. Estábamos analizando el lugar y buscando pruebas cuando alguien se aproximó. No sé la razón, pero el caso es que nadie podía vernos allí, así que fuimos al piso de abajo y nos escondimos en un armario ubicado en el suelo.
Lo siguiente que recuerdo es ir a casa de otra chica, que era la hermana del hombre del bar. En cuanto a personalidad, era muy rara. Tenía el pelo semilargo, liso y castaño oscuro, piel blanca, ojos marrones y estatura media. Puede que fuera gótica, ya que siempre iba vestida de negro. No sería muy mayor (quizás tendría veintipocos), puesto que vivía con sus padres. 
Al parecer ella no veía a su hermano (el fallecido) desde hacía mucho tiempo, y sin saber por qué ni cómo, yo me quedé unos días a dormir en su casa. Tenía que encontrar el momento para decirle que su hermano había muerto y su otro hermano era sospechoso. La casa estaba cerca de las ruinas del día anterior. En uno de esos días, fuimos a visitarlas. Allí, le enseñé una grabación de voz de su hermano asesinado. Creo que le dije lo del asesinato, pero no estoy seguro. Durante toda mi estancia ella fue amable conmigo, pero al mismo tiempo fría y distante. En esos días hicimos muchas cosas (y no las propias de un detective). Salíamos a muchos sitios, nos divertíamos, etc. Hay una cosa que recuerdo de esos días, y es que eran grises y sombríos, el cielo estaba nublado. Los alrededores de la casa eran bosque, y había un camino de tierra que llevaba a la carretera principal.
Poco a poco, ella fue haciendo pequeñas insinuaciones de que quería algo más conmigo, pero había algo que a mí me echaba para atrás, y ella tenía dudas sobre lo que sentía. Finalmente, reflexionando sobre ello, decidí que no sería buena idea, y ya sabía por qué (¿porque era detective y estaba allí para hacer mi trabajo? ¡Qué va!): ella me recordaba a mi ex.

Ahí acaba el sueño.

2 comentarios:

  1. Este relato me ha gustado mucho, no sólo porque esté genial redactado, es porque me he sorprendido mucho al leer el final ¡hasta me he reído!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias :).
      Sí, es que mi subconsciente tiene unas salidas...

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario!