domingo, 13 de julio de 2014

Crítica a los exámenes tipo test

    

    Actualmente, en las carreras universitarias hay una elevada tendencia por parte de algunos departamentos de escuelas y facultades a poner exámenes con preguntas de tipo test. Como esta crítica no se aplica en todos los casos, definiré aquellos para los que lo que voy a escribir a continuación es o puede ser cierto.
    En las carreras de ciencias, en general, los exámenes de tipo test NO sirven para medir conocimientos. Mi caso es bastante concreto: estoy estudiando Ingeniería Aeroespacial en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Aeronáutica y del Espacio, en la UPM. Pues bien, por lo que he podido comprobar a través de lo que me han dicho compañeros de otras escuelas/facultades y/o universidades, por lo visto en la mía los departamentos tienen un especial interés en los exámenes tipo test. ¿Por qué? Bueno, realmente no me gusta decir cosas de este tipo, pero desde mi punto de vista parece que la respuesta es: primero, porque los tests los corrige una máquina y de esta manera los profesores ahorran un tiempo y un trabajo importantes; y segundo, porque el sistema está hecho de tal forma que los tests, contrariamente a lo que todos habremos pensado alguna vez, son más difíciles de aprobar y así hay más suspensos y por tanto, más matrículas a pagar al curso siguiente, es decir, más dinero para los bolsillos (los nuestros no, desde luego, nosotros nos arruinamos).
    Pongamos algunos ejemplos concretos, porque al fin y al cabo de eso se trata. En mi caso, todas las asignaturas de primer curso, salvo dos, tenían un sistema de evaluación basado en exámenes de tipo test. Dichos exámenes tienen la característica de que tienes que elegir la respuesta correcta entre varias, y si fallas, te restan puntuación (encima). Dichas preguntas no suelen ser fáciles y en ocasiones pueden ser tramposas o haber dos respuestas que se parecen mucho.
    En mi opinión, en asignaturas como Matemáticas, Física y todas aquellas en las que se requiera de un procedimiento razonado para resolver problemas, no deberían existir preguntas tipo test salvo en teoría.
La explicación de esto es muy simple: la finalidad de hacer una carrera es aprender, y por tanto los exámenes deben ir encaminados a evaluar conocimientos. Si una pregunta de test es un problema, lo único que se valora es si el resultado está bien o mal. Sin embargo, para llegar a ese resultado hay un procedimiento en ocasiones largo, que no se evalúa y eso en mi opinión es un error descomunal, ya que si durante el procedimiento te equivocas en un solo detalle ya está todo el problema mal. Pero lo cierto es que el problema comprende todo el conjunto: planteamiento, desarrollo y resultado. Por tanto el hecho de que solo se valore el resultado, que es un tercio del problema, es equivalente a valorar solo una tercera parte de los conocimientos que el alumno posee sobre ese tema y asignatura, desde mi punto de vista.
    Por otra parte, a los profesores se les paga un salario por realizar su trabajo, que es dar clase y ponerse a disposición del alumno en tutorías. Ese salario incluye o debe incluir la corrección de exámenes, ya que hay algunos departamentos que lo hacen a mano y cobran lo mismo trabajando más. Si ahora ellos no corrigen exámenes porque lo hace una máquina, entonces quizás deberían bajarles los sueldos ya que tienen menos trabajo que realizar (no soy partidario de esta medida pero puede que poniendo las cartas sobre la mesa los profesores se den cuenta de lo que es mejor para el alumno, que es lo que se debería hacer).
    También está presente el hecho de que cualquier alumno, sin haber ni siquiera estudiado, puede marcar opciones al azar y con suerte aprobar. No es muy común, pero en más de una ocasión alumnos que no han estudiado han aprobado exámenes tipo test por esa razón, y sin embargo alumnos que sí se lo han preparado (a mí me ha pasado muchas veces) suspenden por alguna tontería, y esto me parece muy injusto.
    No obstante, en asignaturas o partes de asignaturas meramente teóricas, desde mi perspectiva el sistema tipo test sí que funciona en este aspecto. Y en este caso sí se evalúan conocimientos, generalmente (claro, si las preguntas son demasiado enrevesadas no lo considero medir conocimientos en absoluto).
   Por todo lo anterior, personalmente sostengo que en general, en asignaturas técnicas y cuando se trata de partes no teóricas, los exámenes tipo test son un sistema injusto y no sirven para evaluar los conocimientos del alumno. Esto puede tener como consecuencias que los futuros ingenieros sean ignorantes e inadecuados para realizar su trabajo, ya que no se les habrá enseñado a razonar adecuadamente, solo a "aprobar tests".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!