viernes, 19 de agosto de 2016

Crítica al sistema universitario español. Parte 3.

    {2ª parte aquí}

    Me gustaría a continuación citar casos concretos y reales acontecidos en la universidad. El más reciente tuvo lugar el pasado mes de julio, en el examen de la segunda parte de la asignatura Resistencia de Materiales y Elasticidad, en la convocatoria extraordinaria. No sé por qué el departamento de la asignatura decidió poner tal prueba, pero el hecho es que solo la aprobó el 0.8% de los alumnos que se presentaron: 4 alumnos de 519.
    Fue un caso tan alarmante y creó tanta indignación que se filtró a los medios de comunicación. La primera noticia la publicó el periódico El País, en la que se citan palabras del vicerrector, quien sugirió que quizá los alumnos "no entendían lo que se les pedía" e insinuando que no éramos lo suficientemente maduros.
    Estimado señor Francisco Javier Jiménez Leube, ojalá leyese usted esto que estoy a punto de decir. En primer lugar, a pesar de que usted es profesor y ha sido alumno de Telecomunicaciones, me parece sencillamente inaudito que sea capaz de decir tales cosas, pero me atrevería a afirmar que se debe a que usted no ha vivido la situación en la que estamos nosotros y posiblemente ni siquiera la conozca. No es usted consciente de que si suspende el 99.2% de los que se presentan a un examen es imposible que sea por falta de madurez, o porque toda esa gente no haya estudiado lo suficiente (habrá quienes no y quienes sí); el error debe estar en las preguntas propuestas. Puede que, como usted dijo, los alumnos no entendiesen lo que se les preguntaba, pero la responsabilidad de ese hecho, junto con la preparación requerida para ese examen, recae directamente sobre el personal docente. De modo que antes de decir semejante barbaridad, observe detenidamente la situación. Tengo muy serias dudas de que usted, junto a muchos profesores, se preocupe lo más mínimo por los alumnos, y desde luego, no se puede esperar un sistema educativo justo y eficaz teniendo a alguien como usted de vicerrector.
    A la noticia anterior le siguió un artículo de Cadena Ser más acertado y exhaustivo (ya que el otro tenía algún error en los datos), con una entrevista al director de la ETSIAE y a un ex-alumno de la misma, la cual recomiendo escuchar: ¿Por qué hay tantos suspensos en Ingeniería Aeronáutica?
    A raíz de lo ocurrido, muchos más se hicieron oír, entre ellos una alumna de Máster, quien, en un post de su blog, con el cual estoy totalmente de acuerdo, expresó su descontento, en respuesta también a ciertas personas que insinuaban que, dados los resultados, los alumnos no éramos muy inteligentes: Igual no somos tan brillantes.
    
    Tal y como expone esta chica, aunque el revuelo haya tenido lugar debido a esta asignatura, hay muchas más en las que suceden este tipo de injusticias. Además, aunque yo me estoy basando en mi experiencia, ocurren cosas como esta todos los días en gran parte de las universidades del país, en muchas carreras diferentes. Debido a ello, España tiene una alta tasa de abandono, sumando el hecho de que muchas personas se ven obligadas a dejar sus estudios porque no son capaces de pagarlos, aumentando considerablemente en número al llevarse a cabo esta práctica de suspender al alumnado por la incompetencia de los docentes. Por tanto, en este sentido, nuestros profesores son algunos de los principales responsables de nuestro futuro. Por suerte o por desgracia, no depende todo de nosotros.
    Con todo lo expuesto en las tres partes de esta crítica, se hace evidente la necesidad de un cambio. La mayoría intentará excusarse diciendo que no pueden hacer nada porque el sistema viene impuesto por el Estado y por la Universidad. Es cierto, pero no válido.
Los profesores gozan de la libertad de cátedra, que les permite enseñar como ellos crean oportuno. Asimismo, con un simple cambio de actitud se puede mejorar bastante el sistema educativo.
    Se debería fomentar más la cooperación entre profesores y alumnos. Los profesores deberían dedicarse y comprometerse con sus alumnos, y estos, a su vez, comprometerse con el aprendizaje. Que, al igual que se evalúa a los alumnos, se haga lo mismo con el personal docente.
    Ya existe una Delegación de Alumnos y ciertos procedimientos de este tipo, pero al parecer no son muy eficaces, ya que las injusticias siguen sucediendo. Ello también es debido a que muchos individuos, independientemente del "bando" al que pertenezcan en este caso, tienden a mirar solo por sus intereses y no se comunican, no cooperan, no ponen de su parte y/o se aíslan. Actúan por y para ellos mismos, y ese egoísmo es uno de los principales problemas en general. Mientras siga existiendo, será difícil que algo cambie a mejor, tanto en la universidad como en el resto de ámbitos, no solo en España, sino en todo el planeta.


2 comentarios:

  1. Totalmente ciertas cada una de las palabras que has dicho, me ha sorprendido porque has explicado exactamente como me siento y lo que pienso.
    Yo soy estudiante de Ingeniería Mecánica en la Universidad de Cádiz (UCA) y pasa exactamente lo mismo que en la tuya, está generalizado. Este año empiezo tercero, y por suerte em septiembre solo tengo dos asignaturas, pero hay mucha mucha gente que aprobaron solo 4/10. Es más, hablaste de un examen que aprobaron 4/519, en mi clase hubo un examen que aprobaron 0 personas y había matriculados en torno a los 400 (y además con solo 8 personas que hicieron el examen entero de lo difícil que era). Esta situación me parece demasiado ya, por todas y cada una de las razones que has dicho. Incluso hay gente que no puede permitírselo, pagar el doble y triple del precio de una asignatura que ya de por sí es cara.
    Lo que más decepcionante me parece es que tengamos que pagarnos clases particulares porque un profesor no es capaz de transmitir sus conocimientos (no digo que no los tenga)

    Perdón por el tochaco jajajaja
    Muy buena entrada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carla,
      Por un lado me alegra ver que te has sentido identificada con mis palabras, aunque por otro es triste ver cómo en toda España hay casos similares a los nuestros.
      Este curso que entra va a ser mi 4º año de carrera y aún tengo todas las asignaturas de 3º, a pesar de todo el esfuerzo y las horas que pongo de mi parte.
      Mucha gente acaba abandonando la carrera sencillamente por falta de dinero, ya que conceden muy pocas becas a los estudiantes. Y en mi opinión, si el sistema universitario fuese eficaz, nadie o casi nadie iría a academias.
      Muchas gracias por tu comentario y por leerme. ¡Mucho ánimo en tu carrera! Aunque sea lentamente, al final todo se saca. :)

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario!