martes, 14 de octubre de 2014

Experiencia de Day of Disconnect


    Como os prometí en Twitter, voy a contar mi experiencia del Day of Disconnect. Pensé en hacerlo antes pero estas últimas semanas he estado bastante liado.
    Como sabéis, el Day of Disconnect fue el sábado 4 de octubre. Si alguien no sabe aún lo que es, quizá os interese leer la Reflexión sobre la comunicación actual, que está en esta misma página.
    Aquel día, no os voy a mentir, fue un día duro, largo y aburrido. Pero no me malinterpretéis: apoyo rotundamente la iniciativa de Day of Disconnect y el año que viene espero participar de nuevo. Fue un día en el que aprendí ciertas cosas y redescubrí otras, ya que, aunque había aspectos que ya conocía, no es lo mismo si no has tenido la experiencia o si hace mucho que no has desconectado del mundo. A continuación explicaré por qué fue así y qué aprendí.
    En primer lugar, cuando publiqué la reflexión que he mencionado antes, animé a todos a participar y, para aprovechar mejor el día (ya que si no sería muy aburrido y eso es lo que me pasó a mí), propuse hacer una quedada en Madrid ese día y así conocer gente nueva olvidándonos durante un día de nuestro móvil. Es decir, fomentar las interacciones sociales porque creo que esa es la esencia y el espíritu de Day of Disconnect, aunque en la página oficial no mencionen nada al respecto. Fue iniciativa propia. Quiero aprovechar para comentar que en la página web oficial no le dieron buena publicidad a este día. Podrían haberlo potenciado mucho más, pero en fin, la iniciativa es lo más importante.
    ¿Qué pasó? Bueno, se juntaron varios factores. Para empezar, este blog tiene poco tiempo (solo 3 meses) y por tanto tiene pocas visitas y pocos lectores, lo que hace que muy pocos hayan leído la reflexión. Solo este hecho ya dificulta mucho la participación de la gente. Además, de los que lo leyeron no todos estaban dispuestos a participar. De hecho, puse mi Twitter para que contactaran conmigo y nadie lo hizo. Esto es debido a que muchos están ocupados por temas de trabajo o similares y no pueden permitirse estar incomunicados durante un día entero. Otros, simplemente han desarrollado tal dependencia del móvil y/o ordenador que no les apetece participar. Esto último es muy triste, y por desgracia a mí mismo me cuesta bastante no utilizar Internet cuando lo tengo a mano. También cabe la posibilidad de los que no viven en Madrid.
    Al final, ese día no hubo quedada y me tocó quedarme en casa. Como he dicho, un día sin poder llamar ni recibir llamadas, mensajes, etc. y sin ningún tipo de conexión a Internet es muy largo y aburrido. Mi motivación para seguir adelante con la iniciativa era que me vendría bien desconectar y por otro lado solo serían 24 horas. No me faltaba razón.
    Resulta que mi dependencia del móvil se había vuelto tal que me costó bastante no conectarme a Whatsapp. Aquel día sirvió para darme cuenta de que quizás tenía un problema y que no debería utilizar tanto el móvil, ya que me quita muchísimo tiempo. En efecto, en cuanto dejé de usar el móvil fue como si el tiempo se expandiese y tuviera mucho más. Como no era partidario de estudiar el día entero, pues me vi obligado a buscar otros pasatiempos.
    También me di cuenta de que por mucho que dependamos de nuestros aparatos de comunicación, no los necesitamos para vivir. Únicamente para comunicarnos con la gente, como es obvio. Si decidiésemos dejar el móvil, el ordenador y la televisión una temporada, viviríamos más tranquilos y tendríamos más tiempo para centrarnos en cosas verdaderamente importantes: la vida.
    En definitiva, ese día me aburrí bastante por el hecho de que estuve solo y en mi casa. ¿Entendéis a dónde quiero llegar? Necesitamos socializar con los demás y no virtualmente. No fue un día que me gustase demasiado, pero fue una experiencia necesaria que me ayudó a darme cuenta o a afianzar qué es verdaderamente importante y qué es prescindible o innecesario. El año que viene, salvo razón de peso, participaré de nuevo, y ojalá vosotros os animéis también a hacerlo. Sin embargo creo que Day of Disconnect está incompleto: debería consistir en desconectar de móvil, ordenador, televisión, consola y todo aparato que pueda ser fuente de distracción para centrarse en salir a la calle y quedar con amigos, conocer gente nueva o simplemente hacer lo que te guste. Y si alguien tiene problemas de falta de tiempo para hacer cosas, le recomiendo que pruebe a desconectar a ver qué tal le va.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!