miércoles, 13 de agosto de 2014

El mundo necesita más cartas de amor

    

    Esta es una muestra de cómo un pequeño gesto puede alegrar el día de otra persona e incluso de ti mismo/a, para llenarnos de optimismo, sentirnos humanos y un poco más felices. Esta persona, llamada Hannah, decidió escribir cartas de amor a todos los que no se sintiesen bien, a quien lo necesitara o simplemente a personas al azar.
    Descubrió que no solo ayudaba a los demás animándoles, sino que también su propia tristeza desaparecía. Desde entonces, se ha dedicado a escribir y repartir estas cartas por todo el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!